Home |  Historia  |  Anuarios  |  Los Protagonistas  |  EspecialesNoticias |  Links |  Sobre nosotros | 
    Estas en:     >   Home   >   Especiales   >   Colaboraciones  
Bookmark and Share
Especiales


Mayo de 2006

Tito Larregui

Su desaparición


El primero de mayo se recibio la lamentable noticia de la muerte de un groso especializado en el Rhythm and blues y verdadero virtuoso de las seis cuerdas.

Aqui van algunos comentarios de musicos amigos.





Hola
Soy Ciro Fogliatta y quisiera dar a conocer una triste noticia para mi y para la música. Es la desaparición de un gran guitarrista de rock y blues argentino radicado en España desde el año 1979.

El primero de mayo pasado se quitó la vida Tito Larregui.

Un fino y muy talentoso guitarrista de blues. Para mí el mejor guitarrista de blues en España desde hace mucho tiempo. Habiendo compartido con él muchos años de recorrer los circuitos bluseros y también de tenerlo como músico invitado y arreglador en mis 2 discos grabados en España: "Live in Barcelona" y "Miss Parrot" rindo homenaje a un gran músico comunicando su desaparición.

Tito Larregui, como muchos otros argentinos estuvo autoexiliado desde la época de la dictadura, residiendo en Madrid. Hubo de echar raíces en otro país, llevando siempre la calidad de los músicos argentinos más allá de las fronteras de un país que no pudo o no supo retenerlo y quererlo.

Desde ya agradezco la difusión de esta noticia y adjunto, para mas datos, una biografía y fotos.
Un abrazo
Ciro Fogliatta


Agrupación "Hots Dogs" de izquierda a derecha: Tito Larregui, Nestor Vetere, Antonio Melgary y Ciro Fogliatta.
Foto gentileza: Ciro Fogliatta


Tónica y técnica autodidacta

Al mismo tiempo en que el brujo López Rega desataba una endiablada represión come cadáveres por las calles de Buenos Aires con sus maléficas AAA, tuve el gusto de fundar con él; Botafogo, Pan, Pirim, Diana y Dicky Campilongo; el grupo Avalancha.

Un tipo algo más jóven que Pappo y con una tónica y técnica autodidacta que ya por aquél entonces deslumbraba. No era un tipo de hablar mucho en las reuniones que teníamos en lo de Diana (Lengua negra) pero cuando ensayábamos en el altillo que teníamos en la esquina de Boedo e Independencia, era un constante deleite escucharlo tocar con su Strato, tanto sea en los arreglos a dos voces y a veces a tres con el Bota y Diky, como cuando se desparramaba como un volcán por el diapasón haciéndonos gozar de puro blues y rock and roll.

Muchos años después volví a encontrármelo en un club del barrio chino de Barcelona junto a los Blues Makers de Ciro Fogliatta, una noche del verano del 96 junto con Gabis, Calamaretti, un baterista alemán, contrabajista argentino que olvidé su nombre, armoniquista español, además de una negra norteamericana que invitaron para que cantara un par de blues. El espectáculo que presencié en ese reencuentro memorable después de tantos años de no vernos con Ciro, Tito y Gabis fue algo muy fuerte para mí, y tengo que decir que musicalmente de los dos guitarristas virtuosos el que más me impactó y transmitió por su encantamiento a todo nivel, tanto por su desarrolladísima técnica, gusto y performance, además del fuego y sentimiento cuando le llegaba el turno de hablar con las seis cuerdas, fue indudablemente Tito Larregui, un verdadero fenómeno, en cambio a Gabis lo ví enfrascado en su propio ego-trip de guitarrista que viene de una formación argentina legendaria y bastante momificado, como que se quedó en un pasado bluesero que si bien sabe de códigos para adaptarse en los esquemas, sus solos me parecieron aburridísimos y bastante bajos de carisma y funcionalidad emotiva, casi todo el tiempo se la pasó sentado sobre un taburete de bar con su vieja Gibson de caja, mientras que en la otra punta del escenario Tito era una reencarnación física de Casius Clay con la camiseta empapada y goteando bajo las luces el sudor fundamental que hacen al que toca emocionalmente cada nota desde las tripas y el corazón, sin repetirse jamás y transmitiendo fuego y sonidaso a todo el auditorio.

Lo que hablé después con él, también fue bastante diferente en actitud a lo que hablé con Gabis, dos tipos de espíritus y sonidos guitarrísticos que le vino muy bien al repertorio elegido por Ciro y que quedó plasmado en un CD Live de Los Blues Makers que anda por alguna batea disqueril de Buenos Aires.

Alberto Tito Larregui Améndola falleció el pasado domingo, 1 de mayo. Había nacido en la sacrosanta ciudad de Buenos Aires el 10 de diciembre del 52. Al poco tiempo de mi partida, Avalancha tuvo el primer fogonazo de estudio, en que Tito dejó plasmada su estilística (su primera grabación); después ya como Cisco Kid y sin Botafogo, la RCA sacó otro simple (editado en el 77). Tito era un fana incondicional del mano suave Eric Clapton, uno de los maestros que definió su estilo a través de toda su carrera como guitarrista participativo con una pila de bandas españolas que se encantaban con los dotes y conocimiento de este porteño que estaba bastante más arriba que otros conocidos guitarristas de la escena argentina y española.

Había llegado en el 79 a Madrid y desde entonces no paró. Entre otros tocó y grabó con Mia Patterson, Roque Narvaja y los nueva oleros Rubí y Los Casinos, con los que graba un LP colaborando como compositor y arreglista. Su guitarra ha sonado junto a españoles conocidos de la escena, como Antonio Flores, Micky, Javier Krahe (con el que graba cinco discos) y con la banda hispano-norteamericana Cañones y Mantequilla. Como solista tenía un disco en el mercado, Just One man, del año 1996 (que voy a tratar de conseguir) y otro que terminó de grabar dos semanas antes de su fallecimiento y que iba a llamarse Multinacional Blues.
Que el Ángel lo tenga en su gloria eterna ... Un beso Tito...













El contenido de esta web posee Copyright (® 1999-2009), no obstante ello puede ser utilizado parcialmente, lea las condiciones aqui
Si algúna imagen tiene ® se ruega enviarnos un EMAIL la retiraremos inmediatamente

www.lahistoriadelrock.com.ar